“Steingarten” el regreso de Pole

marzo 13, 2007

b000meyfbo01_aa240_sclzzzzzzz_v44841019_.jpg

Tras un periplo de cuatro años en los que no teníamos ningún trabajo en largo del alemán Stefan Betke, conocido artísticamente como Pole, nos llega un disco cuya portada es en cierta manera una  declaración de intenciones. Y es que la presencia de una imagen del castillo alemán de Neuschwanstein con el paisaje nevado, abandonando así las frías portadas de colores planos de sus anteriores discos, no es casual ya que nos pretende hablar con ello de una mayor calidez y elasticidad que ha logrado en este disco con la incorporación de un batería y un bajista en vivo. Pero esto no nos debe llevar a la confusión, ya que Pole en “Steingarten” mantiene ese grado de abstracción, más denso aún si se puede, que le ha hecho tan característico en su carrera. Y es que Pole es un magnífico representante de la electrónica horizontal alemana que ya con su increíble primer trabajo, “Pole 1”, dio origen a un nuevo concepto de dub germanizado.

Después de andar dando vueltas a la misma tuerca con sus producciones anteriores, se nos presenta en este álbum de manera abierta e intensa, generando esas arquitecturas sonoras perfectamente construidas que caracterizan a Stefan Betke para ofrecernos 45 minutos de sonido con una profunda variación en el tempo en un disco, que si bien no llega al carácter de obra maestra que represento su primer trabajo, es muestra de una reinvención de Pole siendo más dinámico y movido, si me permiten utilizar estas expresiones, que sus anteriores realizaciones.

Pole regresa con fuerza con este disco reclamando el trono del minimalismo sonoro, un lugar que sin duda nunca tuvo que abandonar.

Texto: José Luís Oliva

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: